Escándalo en Andalucía: El vídeo de un concejal sin mascarilla y encarándose con una vecina mientras talan árboles

Sé el primero en compartir la noticia

6:57 pm – November 21, 2020

La Cala del Moral es un núcleo, prácticamente un pueblo, del municipio malagueño de Rincón de la Victoria. Como informamos recientemente desde este medio, una seria de movilizaciones ciudadanas rompieron la habitual placidez de un pueblo tranquilo. La causa vino motivada por la tala de casi 80 árboles a la entrada de la Cala de Moral, en su mayoría moreras y que eran su símbolo histórico y al que deben su nombre. Una decisión del gobierno de Rincón de la Victoria cuyo equipo compuesto por PP, Ciudadanos y una formación independiente, Por Mi Pueblo, que no escuchó el clamor popular del mantenimiento de sus emblemáticos árboles a favor de nuevos acerados y la sustitución de las moreras por ¿cómo no? palmeras que ningún arraigo tienen en la zona salvo la moda adoptada de otros municipios del litoral. Palmeras que no darán sombra y que servirán como nido para el desarrollo de especies dañinas y no autóctonas como la cotorra argentina. Desde que se conoció la decisión del arranque de los árboles, comenzaron las protestas en contra con los vecinos a la calle para, en vano, intentar paralizarlo y abrir puertas a un acuerdo que finalmente no fue posible a pesar de que hasta 500 vecinos participaron en protestas. Finalmente no se pudo evitar el arranque de más de 80 árboles entre las moreras y ficus. El responsable más directo de esta acción contra la historia de un pueblo y su medio ambiente es el cuarto teniente de alcalde y concejal delegado del Área de Servicios Operativos, Parques y Jardines, José María Gómez Muñoz, al frente también de la empresa pública EMVIRIA. Este edil conocido popularmente como «Pepín» fue alcalde de Rincón de la Victoria por el Partido Popular. Luego de ser expulsado del PP, se acogió al Partido Andalucista por cuya lista se presentó siendo concejal. Con la extinción del andalucismo, «Pepín» buscó otra plataforma para seguir en política activa y se presentó en estas últimas elecciones por una candidatura independiente «Por mi Pueblo» logrando de nuevo acta de concejal y, como siempre en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, ser llave. En el mandato anterior cogobernó con socialistas y Podemos durante una parte de la legislatura. Luego no le hizo ascos a gobernar con el PP y apoyó una moción de censura que puso de alcalde a un miembro del partido de Pablo Casado. Pues bien, este peculiar personaje de la fauna camaleónica de la política profesional anda ahora preocupado por un hecho que protagonizó y que fue inmortalizado en un vídeo que igual que apareció en redes desapareció. El incidente grabado en vídeo Se trata de un incidente ocurrido (días después de la tala de los 80 árboles) cuando una vecina le recriminó a él y a un técnico de la empresa pública que Pepín preside, EMVIRIA, al encontrarlos junto a un camión y grúa municipal podando un inmenso pino de un particular y dentro de la parcela de la casa de este vecino y no en dominio público. En el misterioso vídeo desaparecido la vecina le recuerda la tala anterior y le recrimina que sigan haciéndolo ahora y si lo que pretende es talar todos los árboles de La Cala. Le pide que le conteste porque es concejal y tiene obligación de hacerlo. El edil dice que no puede porque le duele la garganta. Al decirle que miente Gómez le indica con la mano que se vaya al juzgado. Insiste en que como ciudadana tiene derecho a que le informe y el edil insiste en que se lo pregunte por escrito. Gómez le pregunta a la vecina por su nombre, al decirla ella que se llama Blanca, el concejal, con tono de chanza, que él se llama «Negro». Gómez dice que él no ha mandado cortar el árbol sino que ha sido una empresa privada (EMVIRIA es pública) y que él solo está ahí para inspeccionar que se haga bien el trabajo. También le reprocha que se hallan dando servicio público en una casa particular y le pide que paren los trabajos. Así mismo le reprocha al concejal que esté en la calle sin mascarilla a lo que este contesta que tiene autorización por no poder respirar bien. A lo largo de la conversación son varias las veces que el edil le insiste a la vecina que si quiere quejarse o informarse pues que lo haga por registro o en el Ayuntamiento o en el juzgado. El vídeo termina entre lágrimas y gritos de la vecina suplicando que paren la tala. La vecina grabó el video «como defensa» y tras borrarlo no autoriza su publicación ElPlural.com se ha puesto en contacto tanto con la vecina como con el concejal. Ambos nos han advertido de que si se publica el vídeo denunciarán a este medio y lo llevarán ante el juzgado. Blanca, la vecina nos advierte de que en ningún caso autoriza que se publique el vídeo porque «esa gente es peligrosa». También avisa de que no ha dado consentimiento para que ese video fuese descargado y mucho menos publicado. Hizo la grabación en directo como mecanismo de defensa. «Una vez llegué a casa eliminé el video de Facebook. Esta gente no tienen «escrúpulos». En cualquier caso, el vídeo se ha convertido en viral en Málaga. Pasa de móvil a móvil y por interés informativo, este periódico ha optado por publicarlo primando el interés informativo. Y el concejal también denunciará a quien publique el vídeo En conversación telefónica con el concejal José María Gómez, en primer lugar dice que no llevaba la mascarilla porque tiene una enfermedad respiratoria que a veces necesita (con autorización) quitarse la mascarilla «en espacios abiertos y cumpliendo la distancia». Sobre el uso de material, camión y personal del ayuntamiento, alega que la empresa puede retirar árboles en domicilios privados y que él estaba supervisando que el protocolo fuera el correcto. Añade que la vecina está denunciada y que el fragmento que tenemos es un «trozo manipulado». Finalmente advierte a ElPlural.com que «todo lo que no sea su versión será demandable»… estáis avisados». «Es mi palabra contra la vuestra», concluye.
Autor:
Ir a la fuente